Crédito Joven

El apoyo para pasar de la idea a la acción

Quizá te has preguntado ¿cómo es que las llamadas reformas estructurales generan beneficios tangibles para los ciudadanos? Pues bien, aquí te presentamos un ambicioso programa de inclusión financiera para jóvenes emprendedores, resultado de la Reforma Financiera.

Decir que los jóvenes son el futuro de México es una frase común en la retórica política. Pero en realidad, en raras ocasiones -como ésta- se ponen en marcha programas de apoyo que apuesten desde ahora, por el futuro promisorio de nuestros jóvenes.

Si queremos que la creatividad, el talento y la determinación que caracteriza las iniciativas emprendedoras de los jóvenes mexicanos, pase de la idea a la acción y de la acción a la realización, un programa como éste debe respaldarlos. El INADEM pone a su alcance instrumentos para derribar barreras que los separan del éxito.

En este sentido, una de las limitantes más significativas que enfrentan los jóvenes emprendedores es la falta de acceso a financiamiento en buenas condiciones. Esta situación es producto de un círculo vicioso que el Programa “Crédito Joven” está decidido a romper.

Tradicionalmente, los jóvenes no tienen acceso a recursos financieros para emprender, debido a que no cuentan con un historial crediticio, ni bienes que garanticen al banco la posibilidad de recuperar el préstamo en caso de que fracase; y a su vez, los jóvenes no tienen antecedentes en el sistema financiero ya que no cumple con los estándares bancarios para elegirlos como sujetos de crédito.

Por ello, a partir de los fondos de garantía que el Instituto Nacional del Emprendedor (INADEM) aporta a diversas instituciones de la banca comercial, se desarrollaron tres productos para jóvenes emprendedores, enmarcados en el programa “Crédito Joven”. El objetivo de los fondos de garantía, es reducir el riesgo de moratoria o no pago que los bancos atribuyen a este segmento de la población.

Así, el INADEM ha decidido cambiar la forma en que se juzga la pertinencia de ofrecer créditos a los jóvenes emprendedores.“Crédito Joven” es una apuesta para dejar de ver a un pasado que los jóvenes no tienen y comenzar a descubrir mejores formas para potenciar su desarrollo en un futuro que sí pueden construir.

¿Cómo pueden los jóvenes emprendedores que tengan entre 18 y 30 años de edad, acceder a uno de estos productos financieros?

Los productos crediticios del programa “Crédito Joven” están diseñados para diferentes perfiles de jóvenes emprendedores:

Si eres un joven emprendedor que aún tiene su proyecto empresarial en la cabeza, tu alternativa es Tu Primer Crédito. Para obtener financiamiento a través de esta modalidad, puedes recorrer dos caminos, uno virtual y otro presencial.

Por un lado, puedes registrarte en la Red de Apoyo al Emprendedor del INADEM y completar el Programa de Incubación en Línea (PIL), donde podrás construir tu modelo de negocio, tu plan financiero y tu plan puesto en marcha. Una vez concluido tu proyecto será evaluado, si es viable podrás aplicar para obtener el apoyo financiero. Deberás cursar un módulo de capacitación financiera en línea diseñado por NAFINSA. Al concluir estos pasos deberás comunicarte al 01 800 NAFINSA (6234672) para que se te asigne un promotor de este banco de desarrollo y te indique los requisitos que debes cumplir. Posteriormente, él canalizará tu solicitud de apoyo a uno de los tres bancos que participan en el programa. El monto del crédito que puedes obtener por esta vía va de 50 a 150 mil pesos y contarás con cuatro años de plazo para pagar el crédito, así como con un periodo de gracia de 12 meses, durante los cuales sólo pagarás los intereses generados, ¡nada de capital!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Contenido Protegido !!